La garantía del tiempo libre: desempleo, robotización y reducción de la jornada laboral

1 de mayo de 1886. Protestas obreras en Chicago, que derivaron en la jornada de ocho horas. Grabado publicado en ‘Harper’s Weekly’

Article publicat a  Sin Permiso

12/12/2016

es economista. Director de Planificación e Innovación del Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona y profesor asociado de la Escuela Superior de Comercio Internacional-Universidad Pompeu Fabra. Colabora con Iniciatives pel Decreixement, que impulsa un nuevo modelo económico sostenible y estacionario. Es miembro de la Red Renta Básica.
es sociólogo y politólogo por la Universidad Carlos III de Madrid. Actualmente está cursando un Máster en Políticas Públicas y Sociales por la Universidad Pompeu Fabra y la Johns Hopkins University y trabaja como asesor técnico para la Dirección de Planificación e Innovación del Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona.

 

2 comentarios

  1. Recientemente hemos tenido conocimiento sobre el “experimento” de Holanda. En la ciudad de Utrecht, de 300.000 habitantes, el Ayuntamiento escogerá a 300 personas que estén actualmente desempleadas o que sobrevivan con ayudas sociales mínimas. Cada adulto solo recibirá 900 euros por mes y cada familia, 1300 euros. La suma atribuida no cambiará aun cuando encuentren trabajo. De forma parecida se procederá en otras tres grandes ciudades de Holanda. En el origen del proyecto se encuentra el University College de Utrecht, que de esa forma intenta verificar si el “ingreso universal” genera una forma de pasividad o, por el contrario, beneficia al conjunto del cuerpo social. Los resultados serán analizados por el eminente economista Loek Groot. No estamos, evidentemente, ante una puesta en marcha real RBU, sino ante un experimento social que intenta determinar, en una especie de condiciones de laboratorio controladas, el impacto de una renta incondicional en la propensión a buscar trabajo.
    Gracias al esfuerzo colectivo de una gran cantidad de personas, no cabe duda de que el concepto de Renta Básica Universal se ha ganado con todo merecimiento un hueco en las agendas políticas de un gran número de países: está aquí para quedarse, y no nos debe extrañar ni sorprender que en un futuro tal vez no lejano sea tan común referirnos a la universalidad de la sanidad como a la de una renta básica o a la universalidad de la enseñanza.
    “Like slavery and apartheid, poverty is not natural. It is man-made and it can be overcome and eradicated by the actions of human beings. And overcoming poverty is not a gesture of charity. It is an act of justice. It is the protection of a fundamental human right, the right to dignity and a decent life. While poverty persists, there is no true freedom.” (“Como la esclavitud y el apartheid, la pobreza no es natural. Es creada por el hombre y puede superarse y erradicarse mediante acciones de los seres humanos. Y erradicar la pobreza no es un gesto de caridad. Es un acto de justicia. Se trata de proteger un derecho humano fundamental, el derecho a la dignidad y a una vida digna. Mientras haya pobreza, no habrá verdadera libertad.”) Nelson Mandela, discurso pronunciado el 3 de febrero de 2005

  2. Comentario dejado por un no socio, un anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *